Tipos de préstamos bancarios

Cuando hablamos de tipos de préstamos bancarios nos referimos a la cantidad de dinero puesto a disposición de una persona ha solicitado con anticipación, y dicho capital de dinero este debe ser regresado juntamente con el porcentaje, la tasa de intereses que se han pautado con el banco. Si deseas conocer los tipos de préstamos, que proporcionan las entidades bancarias, en este post te estaremos dando la información que necesitas.

También te podría interesar leer: ¿Cómo Conseguir un préstamo?

Índice de Contenido
  1. Los diferentes tipos de préstamos
    1. Según el plazo de vencimiento
    2. Según la finalidad

Los diferentes tipos de préstamos

Antes de tocar el tema de los tipos de préstamos que nos proporcionan en las entidades bancarias, es preciso conocer la definición de préstamo y de crédito. Aunque las personas se refieren a ellos como si tuviesen similitudes, cabe señalar que vienen siendo productos financieros muy distintos.

Cuando se trata de préstamo, es cuando el cliente realiza trámites de solicitud, y si es aprobado debe regresar el importe dado, juntamente con los intereses en el tiempo establecido por la entidad bancaria. Este pago por lo general son en cuotas, bien sean mensuales, trimestrales o semestrales, durante el periodo acordado.

Por otro lado, tenemos el crédito, que se refiere a que el usuario no tiene la necesidad de pedir dicho dinero, el banco lo coloca a la disposición. La tasa de interés es un porcentaje más elevado en comparación con los intereses de un préstamo. Es necesario que conozcas los tipos de préstamos antes decidir solicitar uno, entre ellos tenemos:

Según el plazo de vencimiento

Estos préstamos son clasificados de la siguiente manera:

  • Los créditos a corto plazo: Estos se conceden en un plazo máximo de 12 meses.
  • Los créditos a medio plazo: Dichos préstamos fluctúan entre un 12 meses y 36 meses.
  • Los créditos a largo plazo: Los plazos de liquidación de este tipo de préstamos se prolonga a los 36 meses.

Según la finalidad

Dentro de esta clasificación tenemos los siguientes créditos bancarios:

1. Los préstamos personales

Estos se utilizan para cubrir urgencias en concreto en una determinada ocasión, por lo general las cantidades de dinero son pequeñas y se emplean para costear gastos de improvisto, tales como: la organización de una boda, para las reparaciones del hogar, un viaje de improvisto y otros.

2. Los préstamos al consumo

Esta clase de créditos son empleados para invertirlo en bienes económicos o de consumo que perduran como: los artefactos eléctricos, automóviles, mubles para la casa u oficina. Cabe señalar que tanto estos tipos de préstamos como los créditos personales, son de pocas cantidades, las cuales pueden ser devueltas en un lapso de tiempo corto.

3. Los préstamos para estudios

Aunque este tipo de préstamos los emplean mucho en países de Europa y en Estados Unidos, se puede decir, que su uso se ha expandido, por lo que muchos países lo están incrementando. Estos créditos se enfocan en cubrir matrículas a nivel universitario, estudios de postgrados o de especialidades. Los intereses de esta clase de créditos son más económicos en comparación que otros créditos.

4. Los préstamos hipotecarios

Para adquirir estos tipos de préstamos, el banco asigna el dinero estableciéndose antes una garantía, la cual consta de una hipoteca como poner en garantía tu automóvil, una plaza de estacionamiento y otros. Se refiere a un préstamo a medio y largo plazo correspondiente a unos quince o treinta años.

Los créditos de tipo hipotecario varían en cuanto a la tasa de interés, así como el número de cuotas establecidas o cuando sean canceladas, además de también contar del tipo de divisa utilizada para pagar el préstamo.

5. Los préstamos para empresas

Estos préstamos son muy utilizados por las compañías como una manera de adquirir financiamiento para invertir, teniendo el objetivo de expandirse, para aumentar la producción o arrancar con nuevos proyectos. Cuando son a corto plazo, están destinados a empresas que requieren un porcentaje en concreto, presenten un déficit de caja o para hacer inversiones que se liquiden en un corto periodo.

Cuando los préstamos son a mediano o largo plazo, se destinan a compañías que requieren financiación externa porque están recién creadas. Este préstamo va destinado para invertir en las instalaciones o en los activos inmateriales.

5/5 - (1 voto)

Compartir en:

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Tipos de préstamos bancarios puedes visitar la categoría Tipos de préstamos.

¡Más Artículos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir